GERALD RAUNIG
FABRICAS DEL SABER
INDUSTRIAS DE LA CREATIVIDAD


Lo que antes era la fábrica es ahora la universidad.

Como la desindustrialización se propaga y la clase obrera es descentralizada, nuevas formas de resistencia social y de activismo político deben buscarse en lo que podrían ser los últimos lugares en los que son posibles: la universidad y el mundo del arte.
El nuevo libro de Gerald Raunig analiza el potencial que el trabajo cognitivo y creativo tiene en estos dos ámbitos para resistir los nuevos regímenes de dominación impuestas por el capitalismo cognitivo. Basándose en el concepto de Gilles Deleuze de "modulación", como el imperativo impulsado por el mercado para la constante transformación y reinvención de la subjetividad, en Fábricas de conocimiento e Industrias de la creatividad, Raunig diagrama horizontes alternativos para la resistencia.

Observando las últimas luchas sociales, incluyendo las huelgas universitarias de Europa, el movimiento del 15M, las revueltas árabes, y la experiencia del Occupy estadounidense, Raunig argumenta a favor de una nueva valoración de la importancia de la producción cultural y de conocimiento. El papel central de la universidad, afirma, no es como una fábrica de conocimientos, sino como un lugar de desobediencia creativa.

“La escritura de Raunig se mueve en ese terreno que se extiende desde Mil Mesetas de Deleuze y Guattari a las constituciones del posoperaismo y allí produce modulaciones ricos y articuladas de la crítica del poder y abre nuevas líneas de fuga, deserción, dialécticas de nuevos mundos, reterritorializaciones creativas ... esta es un contrapunto a todos aquellos desarrollos del pensamiento posmoderno (y también posoperaista) que coagulan líneas de crítica (abiertas de otra forma) e inclinan de manera teoricista y rígida momentos de resistencia (vivos de otras formas). Es por tanto un contrapunto esencial que nos pone a todos con los pies en la tierra.” ANTONIO NEGRI en el posfacio del libro.

Sobre GERALD RAUNIG